Estas Aqui
Home > Internacionales > Nuevo récord mundial en persecución para Chloe Dygert

Nuevo récord mundial en persecución para Chloe Dygert

La cuarta y penúltima jornada de los Mundiales de Berlín ha tenido dos protagonistas claros en la persona del francés Benjamin Thomas, dominador absoluto del ómnium, de una forma que incluso da miedo de cara a Tokio, y de la estadounidense Chloe Dygert, autora del doble record de persecución, primero en la clasificatoria y luego en la final, donde lo dejaba en 3:16.937.

Thomas terminaba con 158 puntos por delante de Jan Willem Van Schip (Países Bajos) y Mathew Walls (Gran Bretaña), con 135 y 117 puntos, dejando fuera del podio en la parte final tanto al alemán Roger Kluge como al neozelandés Campbell Stewart.

El scratch servía para ver las ambiciones de Thomas, y sobre todo su fortaleza que le serviría para ganar vuelta seguido por un Walls que bastante hizo con seguirle. Por detrás Lasse Norman Hansen y Artyom Zakharov estaban a punto de hacerlo, siendo cuarto y quinto, con Christos Volikakis ganando el sprint del grupo.

El francés volvía a mostrar su poderío con un ataque de salida, quizá demasiado pronto, en la carrera tempo, donde se mantuvo en solitario las once primeras vueltas, pero sin ganar el ‘bonus’. Luego sería Van Schip, con doce puntuaciones, antes de llevarse la vuelta y por ende la victoria. Pero Thomas no había dicho la última palabra y se unía en un ataque a Kluge y Hansen para conseguir la vuelta y con ello el segundo puesto en la prueba, por delante del alemán y en danés.

De esta forma se llegaba a mitad del ómnium con dominio de Thomas (78 puntos), por 70 de Hansen, 68 de Van Schip y 66 de Walls. En esas dos primeras pruebas no se vio en las primeras posiciones ni a Campbell Stewart ni a Elia Viviani, pero más por mala suerte que por falta de fuerzas, a diferencia de un Cameron Mayer que no dio esas buenas sensaciones.

La eliminación suponía un alivio para Stewart, que ganaba por delante de Kluge, Van Schip y Thomas… y veía como Hansen decía adiós a sus aspiraciones al ser el segundo eliminado, sin que Viviani apareciese, aunque fuese sexto. De esta forma, el francés se presentaba con 112 puntos a la puntuación definitiva, ocho más que el neerlandés, dieciocho que el alemán y veinte que el neozelandés.

Y en la puntuación final, Thomas no permitió ninguna alegría, en una carrera en la que parecía que las posiciones iban a ser las mismas con las que se comenzó, con la lucha entre Stewart y Kluge por el bronce, aunque sin descartar a un Walls, que se encontró un aliado inesperado en la persona de Meyer que le llevaría a ganar vuelta poniéndose a dos puntos de la plata. Pero Van Schip reaccionó y se encontró con un compañero de aventura incluso mejor, el propio líder, con el que ganaría vuelta a falta de tres, consolidando la segunda plaza en el podio.

Dygert no deja pasar la ocasión

Por otro lado, Chloe Dygert no quiso dejar pasar la oportunidad de mejorar su record del mundo -que no pudo lograr en su primera ocasión con la cuarteta estadounidense- y en la clasificatoria matinal de la persecución establecía esa plusmarca con 3:17.283 (parciales de 1:08.462 y 2:11.726) que mejoraba en 2,7 segundos la marca que hizo en el Mundial de 2018 (3:20.060). Pero no fue la única, ya que la germana Lisa Brennauer también paraba el crono por debajo del antiguo record (3:18.320).

La final fue distinta, ya que la estadounidense fue a tope para superar nuevamente su plusmarca, esta vez por tres décimas: 3.16.937 (1:08.213 y 2:11.632). Para Brennauer, 3:23.279.

Además, las otras dos alemanas que protagonizarían la final B se quedaban muy cerca del antiguo record, Franziska Brausse y Lisa Klein. Al final bronce para la primera de ellas, vigente campeona de Europa, con 3:24.284. Decepción, en cambio, de la hasta ayer ‘arco iris’, la australiana Ashlee Ankudinoff, que con 3:28.118, solo podía ser decimocuarta.

Velocidad

El torneo de velocidad no supuso ninguna sorpresa en lo referido a los tres ciclistas más fuertes, los holandeses Harrie Lavreysen y Jeffrey Hoogland y el polaco Mateusz Rydyk, que llegaron a las semifinales que viviremos mañana. Más sorpresa hubo en el cuarto semifinalista -el que se verá las caras con Lavreysen- que es el malayo Azizulashni Awang, que superaba en cuartos al japonés Tomohiro Fukaya. La temprana eliminación de Sebastien Vigier o de Jack Carlin, lo más destacado hasta ese momento.

Destacar que en la serie clasificatoria todos los corredores, menos unos, bajaron de los diez segundos, con un mejor tiempo impresionante de Lavreysen, 9.253, la mejor marca de la historia a nivel del mar, a 15 centésimas del record del mundo en altura de Nicholas Paul. También impresionaba su compatriota Jeffrey Hoogland, con un desarrollo de 66×12 que le serviría para hacer 9.322.

Alemania sigue dominando con sus velocistas

Pasando a los 500 metros, nueva medalla de Alemania que se está mostrando tan sólida en las pruebas femeninas de velocidad como Países Bajos en la masculina. Lea Sophie Friedrich marcaba el mejor tiempo tanto en la clasificatoria matinal como en la final (33.121) para lograr su segundo oro, aunque las germanas no pudieron completar el doblete que apuntaban por la mañana ya que Pauline Grabosh pasaba del segundo lugar de la mañana al cuarto de la tarde, aunque mejorase su tiempo (33.179). Y es que tanto la mexicana Jessica Salazar (33.154) como la prometedora italiana Miriam Vece (33.171) lo hacían aún mejor que la alemana.

Finalmente, una madison en la que Kirsten Wild y Amy Pieters dominaron como quisieron, sin estridencias, pero mostrando mucha solidez en las puntuaciones intermedias para totalizar 36 puntos, por delante de las francesas Clara Copponi y Marie Le Net, con 24, y las italianas Letizia Paternoster y Elisa Balsamo.

Las galas fueron una grata sorpresa, ya que fueron las únicas que realmente intentaron romper la carrera para ganar vuelta y aspirar a todo, aunque no les salió la jugada. Pero llegaron con opciones al último sprint que ganaron desbancando a las italianas. Las danesas Amalie Didericksen-Julie Leth lo intentaron, pero sin la contundencia de otras ocasiones, y decepción en distintos grados de Gran Bretaña, sexta, de la nueva pareja estadounidense, novena, y de Australia, que ni siquiera terminó.

Info: Ciclo 21

¡NO TE OLVIDES DE SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!

Instragram

Facebook

Twitter



















inicio