Estas Aqui
Home > Internacionales > EL MUNDIAL UCI DE PISTA Y OTRA JORNADA PARA LA HISTORIA

EL MUNDIAL UCI DE PISTA Y OTRA JORNADA PARA LA HISTORIA

La tradición de la puntuación como una prueba ‘española’ ha continuado con la medalla de plata de Sebastián Mora, que ha hecho una carrera muy inteligente, aunque se encontraba con la absoluta fortaleza de un Jan Willem Van Schip que hacía valer mayor punta de velocidad en los sprints intermedios y se imponía por 104 a 76, con el irlandés Mark Downey completando el podio, con 67.

La carrera fue muy movida desde el principio y hasta 36 vueltas se ganaron en el transcurso de la prueba. Van Schip ganaba los cuatro primeros sprints, decantando la prueba a su favor hasta que apareció un Mora que se colocaba en posiciones de podio, incluso encabezando la prueba en algunos momentos.

Poco a poco se vio que el título iba a estar entre los dos, aunque el contraataque de corredores como el australiano Kellend O’Brien, el polaco Wojchech Pszczolarski, el italiano Liam Bertazzo o el británico Mark Stewart hacían pensar que se igualaría la carrera.

Pero no. Mora ganó una nueva vuelta, pero el ‘oranje’ fue su sombra, sabiendo que era el rival más peligroso, lo que hizo que ambos sumaran hasta tres ‘bonus’ y se hiciesen con el oro y la plata. Lo mismo terminaría haciendo Downey, lo que le daría el tercer lugar del podio haciendo valer su mejor posición en el último sprint para desempatar ante el local.

Declaraciones del protagonista. “Ha sido una carrera muy rápida, he intentado plantarle cara a Van Schip pero estaba muy fuerte He tirado de sangre fría para ir a por vuelta, pero él ha sido más fuerte y hay que darle la enhorabuena. Vamos a disfrutar de esto y a ver si el domingo podemos hacer un buen papel”, comentaba el corredor en la ruta de Caja Rural Seguros RGA.

En cuanto al ómnium femenino, victoria para Kirsten Wild, aunque la competición no ofreció en ningún momento una superioridad tal y como la que había mostrado hace un año en Apeldoorn. Solo en la puntuación final la neerlandesa fue abriendo hueco ante la que quedaría como única rival, la italiana Letizia Paternoster, aunque no fue hasta el último sprint, en la que no entró ninguna de las dos, cuando se decidió: 117 a 115. Fue en esa llegada en la que la norteamericana Jennifer Valente lograba un segundo puesto que le suponía el bronce, al desempatar con la japonesa Yuni Kajihara, ambas con 106.

El ómnium tuvo muchas alternativas, con victoria de Pasternoster en el scratch, de Kajihara en la ‘tempo’ y de Valente en la eliminación, sin que sobresaliese ninguna corredora. De hecho fue más sorprendente no ver en ningún momento el protagonismo de Katie Archibald, séptima al final, sustituta a última hora de Laura Kenny, enferma, o de Nettie Edmondson, que tras un segundo puesto en el scratch fue desapareciendo de carrera, aunque una vuelta ganada en la puntuación la llevaría a terminar quinta.

Pasando a la velocidad, el torneo se saldó sin sorpresas y sin tener que disputarse  ni un solo desempate: la coreana Sarah Lee Wai Sze superaba fácilmente a una Stephanie Morton que se vio incapaz de plantarle cara, y en la lucha por el bronce entre las dos jóvenes promesas, pesó más la madurez de Mathilde Gros que el desparpajo de Lea Sophie Friedrich.

Tercer título para Ganna

No lograron entrar en la final de persecución los que estaban llamados a ser principales protagonistas de esta competición, a tenor de lo visto en los últimos meses. El norteamericano Ashton Lambie era quinto (4:12.886) y el británico John Archibald, séptimo (4:14.730). Pero ahí emergía otro de los grandes favoritos y campeón saliente, el italiano Filipo Ganna, para marcar en la clasificatoria un tiempazo de 4:07.456, a apenas dos décimas del record del mundo de Lambie, con el germano Domenic Weinstein con otro registro sobresaliente 4:09.091, al que un error de cronometraje le daba un 4:05, un récord del mundo imposible que incluso fue anunciado por las redes sociales.

En la final el transalpino no comenzó tan rápido, pero terminaría yendo a más para marcar el segundo mejor tiempo de su carrera y el tercero de la historia (4:07.992), y su tercer arco iris (2016, 2018 y 2019) en una final en la que su rival no existió (4:12.571).

Tras el fiasco de las persecuciones por equipos, Italia se tomaba la revancha en la individual ya que metía al hasta hace poco semidesconocido Davide Plebani en la final B, en la que superaba al ruso Alexander Evtushenko (4:14.572 a 4:16.784).

Y del doblete italiano, pasamos al francés en el kilómetro, en una final que tuvo a los mismos protagonistas en el podio que en la clasificatoria matinal y en el mismo orden, aunque todos los participantes con peores tiempos: Quentin Lafargue (1:00.029), Theo Bos (1:00.388) y Michael D’Almeida (1:00.826).

Clasificaciones Completas Mundial UCI de Pista

Info: Ciclo 21

¡NO TE OLVIDES DE SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!

Instragram

Facebook

Twitter





















inicio