Estas Aqui
Home > Internacionales > El ecuatoriano Jhonatan Narváez, dueño de la 1ª etapa del Giro de Italia

El ecuatoriano Jhonatan Narváez, dueño de la 1ª etapa del Giro de Italia

El Giro de Italia 2024 ya es una realidad. La ‘Corsa Rosa’ se ha puesto en marcha este sábado con una exigente primera etapa de 140 kilómetros entre Venaria Reale y Turín, en un día que ya ha pedido un primer esfuerzo extra para los corredores en un terreno con cotas exigentes. En él, el ecuatoriano Jhonatan Narváez (INEOS Grenadiers) se ha llevado la victoria en un sprint reducido contra Maximilian Schachmann (BORA-hansgrohe) y un Tadej Pogacar (UAE Emirates) que ha arrancado el día con ambición, ha dejado luego dudas y ha terminado marcando la pauta.

Una cota de cuarta categoría (Berzano di San Pietro), un tercera (Superga) y un segunda (Maddalena) han dado la bienvenida a los corredores en una etapa sin final en alto, pero con el duro muro de San Vito en los últimos diez kilómetros como un desafío para los ciclistas. En él se ha quedado sin hombres Pogacar, tan solo con el apoyo de un gran Rafal Majka. Sin embargo, cuando las fuerzas del polaco se han aplacado, el esloveno ha perdido fuelle para, pese a que parecía estar sufriendo, lograr renacer poco después, saltar desde atrás, dar caza a los hombres que le precedían y jugarse el triunfo de etapa con Schachmann y con un Narváez que se lo ha llevado para ser el primer líder de la ‘Corsa Rosa’.

Los ciento cuarenta corredores que van a marcar la actualidad del planeta ciclismo en las próximas tres semanas han empezado a estirar las piernas en una jornada en la que, como era de esperar, los intentos para intentar formar la fuga se han dado desde el inicio. Ha dado el visto bueno el pelotón a la escapada desde el principio de los italianos Andrea Pietrobon (Polti Kometa) y Filippo Fiorelli (VF Group), de los franceses Lilian Calmejane (Intermarché-Wanty 2024), Louis Barré (Arkéa-B&B Hotels) y Nicolas Debeaumarché (Cofidis) y del eritreo Amanuel Ghebreigzabhier (Lidl-Trek), quienes de esta manera han asumido el protagonismo de la jornada.

Aspiraban en ella a mantener un ritmo sin sobresaltos los favoritos y así ha sido, aunque con las referencias de la carrera claras desde el inicio. El UAE Emirates de Tadej Pogacar se ha encargado de controlar las distancias con los escapados. Entre ellos se han entendido a la perfección hasta la subida a Superga, momento en el que Calmejane y Ghebreigzhabhier han cogido unos segundos de diferencia sobre el resto de sus compañeros de fuga, con el pelotón impasible a tres minutos al ritmo de los hombres de Pogacar.

Este iba recortando poco a poco las diferencias con la cabeza de carrera mientras Calmejane y Ghebreigzhabhier iban dejando definitivamente atrás al resto de componentes de la escapada, que eran absorbidos por el pelotón a poco más de treinta kilómetros del final. Los dos hombres de cabeza mantenían una ventaja de en torno a los dos minutos con el gran grupo, pero esta se iba reduciendo a marchas forzadas.

Especialmente, en la subida a Colle Maddalena, un segunda de 7 kilómetros al 6,8% con tramos de hasta el 11%. UAE seguía percutiendo en él de la mano de Rafal Majka, cortando significativamente el pelotón, dejando fuera a hombres como Romain Bardet y echándose encima de los escapados. El polaco era el último hombre que le quedaba a Pogacar, que no atacaba en la parte final del ascenso y sembraba dudas con ello.

Esto provocaba que varios ciclistas intentaran moverse en la parte final, en la que Ghebreigzhabhier era absorbido por el pelotón. Se formaba un grupo de siete corredores en persecución de Calmejane tras aprovechar esas dudas de Pogacar y del UAE: Nicola Conci (Alpecin-Deceuninck), Maximilian Schachmann (BORA-hansgrohe), Alex Baudin (Decathlon-AG2R), Mikkel Honoré (EF Education), Alessandro de Marchi (Jayco AlUla), Giulio Pellizari (Bardiani) y Damiano Caruso (Bahrain-Victorious), quienes llegaban hasta la altura de Calmejane en cabeza de carrera con unos veinte segundos de ventaja sobre el reducido grupo principal.

Conci trataba de coger unos segundos antes de San Vito, con el pelotón a unos cincuenta segundos. Pero el ‘jefe’ de la carrera estaba listo. Pogacar tomaba las riendas en él para llegar de inmediato al grupo perseguidor, con Julian Alaphilippe (Soudal Quick-Step) y de Jhonatan Narváez (INEOS) a rueda. El esloveno arrancaba a poco más de tres kilómetros del final para dar caza a Conci y solamente el ecuatoriano y Schachmann lograban aguantarle a rueda.

Así, todo se decidía en un sprint final en el que Pogacar pagaba las fuerzas empleadas minutos antes para verse superado por Narváez y por Schachmann. El ecuatoriano lograba así la primera etapa de esta edición, la segunda de su carrera en el Giro y seguramente también la más importante de su trayectoria deportiva por rivales y por escenario. Es la primera ‘maglia rosa’ de la carrera, si bien Pogacar arranca desde el principio dejando claro que quiere ser el patrón de la prueba.

CLASIFICACIONES COMPLETAS

Info: Mundo Deportivo

¡NO TE OLVIDES DE SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!

Instagram

Facebook

Twitter



















inicio