Estas Aqui
Home > Internacionales > AUSTRALIA SUPERÓ SU RECORD MUNDIAL EN PERSECUCIÓN POR EQUIPOS

AUSTRALIA SUPERÓ SU RECORD MUNDIAL EN PERSECUCIÓN POR EQUIPOS

Que la final de persecución masculina entre Australia y Gran Bretaña ofrecía todos los ingredientes estaba claro pero que se saldase con un record del mundo no parecía tan probable. Por las referencias pensábamos que iban a estar por debajo de 3:50 las dos selecciones y que cualquiera podía ganar. Pero que los aussies lo hiciesen con 3:48.012 batiendo el record del mundo que tenían desde el año pasado por 1,8 segundos. 

Leigh Howard, Sam Welsford, Kellend O’Brien y Alexander Porter no daban opción a Charlie Tanfield, Ed Clancy, Kian Emadi y Ethan Hayter y en todo momento llevaron la delantera para imponerse por casi tres segundos (3:50.810) y dar el primer aviso de cara a Tokio 2020, que no solo se trata de ganar a corto plazo sino de ir ‘asustando’ de cara a los Juegos Olímpicos.

La lucha por el bronce no tuvo color ya que Dinamarca superó claramente a una Canadá que ya había hecho bastante llegando a la final B. Lo importante es que los nórdicos -Julius Johanssen, Lasse Norman Hansen, Rasmus Pedersen y Casper Von Folsach- también hicieron un tiempazo, de 3:51.804.

Y por si fuera poco, en la versión femenina también se producía idéntico resultado, aunque de forma más ajustada ya que el equipo australiano tuvo un problema en los últimos relevos y a punto estuvo de ceder ante el británico: 4:14.333 frente a los 4:14.537.

Y en el podio la cara de Ellinor Barker, Laura Kenny, Katie Archibald y Eleanor Dikinson era todo un poema comparada con las de las nuevas campeonas -que no estaban en lo más alto desde el Mundial de 2015: Amy Cure, Ashlee Ankudinoff, Georgia Baker y Nettie Edmondson, con Alexandra Manly como quinta corredora.

Pero la mayor alegría correspondía a una Nueva Zelanda que con 4:16.479 se llevaba el bronce ante Canadá, enjugando el mal sabor de sus equipos en la jornada precedente. Las protagonistas, Michaela Drummond, Bryony Botha, Holly Edmondston y Kirstie James.

Welsford volvía a subir a lo más alto del podio al ganar un scratch que parecía cantado para el portugués Rui Oliveira… si la carrera hubiera durado media vuelta menos. Pero el australiano supo imponer su potencia -pese a que venía de correr la persecución- para superar al holandés Roy Eeefting y al neozelandés Thomas Sexton. 

La carrera tuvo pocos ataques de entidad, sin que hubiera ningún corredor o grupo capaz de abrir hueco. Eso sí, a falta de diez varios ataques de gente como el bielorruso Yauheni Karaliok, el griego Christos Volikakis, el irlandés Felix English o el austriaco Stefan Matzner rompieron la carrera, dieron paso a la valiente intentona del portugués a falta de seis vueltas y a la demostración del ‘aussie’. Oliveira era superado por cuatro ciclistas y terminaba quinto.

En el keirin, Mathijs Buchli hizo valer su potencia en la final y se llevaba su segundo oro de estos Mundiales, por delante del sorprendente japonés Yudai Nitta y del alemán Stefan Botticher. Pese a sus ganas, el australiano Matthew Glaetzer no pudo ser protagonista, a pesar de intentar sorprender con un ataque lejano justo después de que la derny abandonase la pista.

Clasificaciones Completas Mundial UCI de Pista

Info: Ciclo 21

¡NO TE OLVIDES DE SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!

Instragram

Facebook

Twitter





















inicio