Estas Aqui
Home > Sociales > LA LUCHA CONTRA RELOJ DE MATTHEW GLAETZER FRENTE AL CÁNCER PARA ESTAR EN TOKIO 2020

LA LUCHA CONTRA RELOJ DE MATTHEW GLAETZER FRENTE AL CÁNCER PARA ESTAR EN TOKIO 2020

Todo sucedió muy rápido, tanto casi como acostumbra a recorrer las pruebas de velocidad en pista, tanto individuales como por equipos. La estrella australiana de ciclismo en pista, Matthew Glaetzer, recibió la peor noticia de su vida hace menos de un mes, le diagnosticaron un cáncer de tiroides a finales del mes pasado. 

En una semana le operaron y en menos de un mes volverá a la competición. El reto es doble: curarse del cáncer y llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio. «Me dolía el cuello y el dolor no desaparecía, así que mi equipo médico fue muy minucioso. Una resonancia magnética detectó un par de nódulos en mi glándula tiroides. Me enteré el 25 de octubre y tenía aproximadamente una semana hasta la cirugía», explicó a Weekend Sunrise.

Ahora, recién intervenido, le espera lo más difícil, compaginar su tratamiento para el cáncer con el entrenamiento y la competición. Estos días le han prescrito descanso. Matthew deberá tomar pastillas de yodo radioactivo para su tratamiento contra el cáncer.

Pero antes tiene previsto competir en la Copa del Mundo de Nueva Zelanda, del 6 al 8 de diciembre, en la ronda australiana en Brisbane, del 13 al 15 de diciembre. «No voy a dejar de perseguir los Juegos Olímpicos ni de tratar de ser el mejor del mundo. Es lo que me encanta hacer «, aseguró. 

El corredor, dos veces campeón del mundo describe como «terrible» el momento en el que recibió la fatal noticia. «Es la peor noticia que alguien puede recibir, por lo que el momento fue bastante terrible», confesó Glaetzer. En esos difíciles momentos reconoce que se aferró a su fe para afrontar lo que estaba por venir: «Me di cuenta de que no hay nada que pueda hacer al respecto, en este punto preocuparme de que no iba a mejorar. Así que recurrí a mi fe en Dios, sabía que él lo tenía todo bajo control».

También destaca el apoyo de su equipo ciclista: «Me ayudó saber que mis compañeros de equipo lo sabían, así que si me enfadaba o si veían en mí algo un poco inusual en un día normal de entrenamiento, sabrían por qué estaba pasando. Eso me ayuda».

Info: AS

¡NO TE OLVIDES DE SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!

Instragram

Facebook

Twitter






inicio