Estas Aqui
Home > Internacionales > FROOME SE CORONÓ EN ROMA

FROOME SE CORONÓ EN ROMA

Chris Froome se proclamó campeón del Giro de Italia 2018, su primera victoria en el país de la bota. El británico se coronó en Roma después de una edición donde fue claramente de menos a más. Un renacimiento en plena carrera para un artista que firmó su tercera obra maestra consecutiva tras ganar el Tour de Francia y la Vuelta a España del año pasado, un hito que sólo habían logrado Eddy Merckx y Bernard Hinault.

El chubutense Eduardo Sepúlveda (Movistar) culminó 122º en la etapa y 96º en la general.

El irlandés Sam Bennett ganó la jornada de clausura.La victoria del ciclista del Sky será recordada como la de la gran remontada, porque las dos primeras semanas dio enormes muestras de debilidad, tal vez como nunca las había dado antes.

Arrancó su participación con una caída durante el reconocimiento del recorrido del prólogo inaugural en Jerusalén, algo que quizás motivó que perdiera hasta 37″ con el vencedor Dumoulin en apenas 9 kilómetros. Así pues, un Giro donde a las primeras de cambio ya tocaba remontar. Pero todavía fue a más, porque en el final explosivo de Caltagirone, en la cuarta jornada, cedió también 17″ con el holandés; en el Etna se defendió bien, pero en Gran Sasso volvió a quedarse clavado y se colocó a 1’49» del ciclista del Sunweb.

En la undécima jornada siguió perdiendo tiempo (en Osimo, 38″ respecto a Dumo, que ya estaba a 2’33». Pero entonces llegó la temible jornada de Zoncolan. Todos le daban ya fuera de cualquier posibilidad, incluso se llegó a especular con que podría abandonar la carrera, pero tiró de orgullo propio y se hizo con el triunfo de etapa que le sirvió para recortar 37″ a su gran rival, Dumoulin.

Simon Yates se mostraba muy fuerte, pero le pudo la ansiedad de las dos primeras semanas y terminó cediendo un Giro que se le había puesto muy de cara. Froome, sin embargo, recayó en Sappada, donde mostró otra vez su peor versión, cediendo 51″ y poniéndose a 2’41». Pero fue al día siguiente, en la crono de Rovereto, cuando Dumoulin logró su mejor ventaja sobre el inglés con 2’54». Todo parecía de cara para el holandés viendo que Yates se descolgaba a las primeras de cambio de la dura etapa de Bardonecchia.

Y aquí viene el segundo motivo por el que será recordado este Giro, por ser el más pasional de Froome. Porque el inglés se dejó de números, vatios, aparatos tecnológicos y cálculos de fuerzas y diferencias. Fue su ataque más emocional, a 80 kilómetros de meta. Un todo o nada que levantó de sus asientos a los millones de aficionados que jamás olvidarán una gesta que pasará a los anales de la historia de este deporte.

Dumoulin no pudo salir a su ataque, esperó a formar un grupo de perseguidores con ambición y pagó caro su error. Porque el del Sky nunca miró atrás y amplió diferencias hasta llegar a la cima final, donde sacó 3’23» a su más directo rival para colocarse líder con 40″ sobre el espigado tulipán. Al día siguiente, en Cervinia, el del Sunweb lo intentó por todos los medios, pero nada pudo hacer ante un Froome que incluso le sacó seis segundos más para sentenciar un Giro que ganó con dos enormes genialidades.

Fueron dos momentos de enorme talento y fuerza que le dieron las victorias de Zoncolan y Bardonecchia que le sirvieron para sacar, en esas dos etapas, 4 minutos a Dumoulin (bonificaciones aparte), tiempo que bien vale un Giro.

Clasificaciones Completas 101º Giro de Italia

Videos  101º Giro de Italia

Info y Foto: Marca

Relacionadas
Chris Froome 
Eduardo Sepúlveda
Argentinos en el Exterior
Giro de Italia

Web Oficial Giro de Italia

HISTORIAL GIRO DE ITALIA





Deja un comentario

inicio