Estas Aqui
Home > Sociales > ANDRÉS BIGA, UN EJEMPLO DE CONSTANCIA QUE SE SUPERA DÍA A DÍA

ANDRÉS BIGA, UN EJEMPLO DE CONSTANCIA QUE SE SUPERA DÍA A DÍA

Cada vez que escuchamos hablar de una competencia de ciclismo adaptado, el nombre de Andrés Biga suena familiar. Es que el ciclista de Monte Grande deja su marca allí donde se presenta.

En los últimos Juegos Parapanamericanos de Lima, se quedó con la medalla de bronce en handcycling (modalidad en la que los ciclistas corren impulsando manualmente una bicicleta de tres ruedas adaptada). Tras su gran performance, dialogamos con Andrés.

¿Cómo te preparaste para los Juegos?

«Venía entrenando muy fuerte durante todo el año 2018 pensando en la posible convocatoria para los Juegos Parapanamericanos. Aproximadamente en febrero de el año 2019 recibí la noticia de que estaba convocado para participar en Lima. A partir de ahí preparamos con mi entrenador toda la planificación específica para rendir a tope y tener el pico de forma durante los Juegos. Entreno seis veces por semana con mi bicicleta de 1:00 a 3:00 horas y media diarias, dependiendo del día El entrenamiento va enfocado en resistencia, capacidad anaeróbica y ritmo de carrera y dos veces por semana entreno la fuerza en el gimnasio»

¿Cómo fue la carrera en la que obtuviste bronce?

«Primero corrimos una contrarreloj de 20 km en la que quedé quinto en la general y cuarto en mi categoría. Al ver los tiempos de esta prueba supe que iba a tener posibilidades de estar adelante en el pelotón y pelear por  alguna medalla. La medalla de bronce la obtuve en la carrera de pelotón, corrimos una distancia de 70 km y se rodó a un promedio de 35 km/h, fuertísimo».

¿Cuál fue la clave para ganar la medalla?

«La principal clave fue la subida, terrible, 500 m de largo con una gradiente promedio de 8 % y terminando los últimos 200 m al 11 % de desnivel. Me di cuenta que en la subida iba mejor que muchos de los otros corredores. En principio se largó muy fuerte, apenas largamos de los aproximadamente 20 corredores quedamos un grupo reducido de seis, entre los que se encontraban dos canadienses, un estadounidense, un brasilero, un venezolano y yo.
Las primeras vueltas se rodó a ritmo fuerte colaborando entre todos para distanciar al resto, a partir de la mitad de carrera comenzaron los ataques, la clave fue seguir al brasilero que se escapó en punta, pude  seguirlo unos kms y así generé una diferencia de 30 segundos con respecto a los demás corredores, Así me mantuve durante 20 km, flotando solo en segundo lugar,  desde atrás trabajaban juntos para tratar de alcanzarme a mí, el brasilero iba en punta a más de un minuto y medio de nosotros.
Prácticamente fue como una contrarreloj, porque iba solo en segundo lugar tratando de mantener la diferencia, en la última vuelta fui sorprendido por un corredor de Estados Unidos, que me dio caza a falta de 2 km, me sobrepasó, yo demoré en reaccionar, lo corrí para cerrar la brecha pero no tuve tiempo y terminó 12 segundos delante de mí. Yo incrédulo crucé la meta sabiendo que había dejado todo en esa carrera y no podía creer que había obtenido mi primera medalla Parapanamericana».

¿Cuáles son los próximos objetivos?

«El objetivo más deseado es poder participar en algún Juego Olímpico. Aún me falta juntar el puntaje necesario para Tokio, pero a largo plazo podrían ser los siguientes Juegos. El ciclismo de mano es un deporte que permite mucha longevidad, aún no llegué a mi techo y queda mucho por mejorar.
El objetivo principal es correr todas las carreras internacionales de la Copa del Mundo a las que sea convocado el año próximo así como también otras que otorguen puntos UCI para Tokio 2020: el Campeonato Argentino, las carreras sudamericanas, el Gran Fondo de Buenos Aires, y todas las maratones de 21 y 42 km del país (ya que las utilizamos como entrenamiento)».

¿Cómo es tu vida más allá del ciclismo?

«Vivir del ciclismo al menos para mí es  muy difícil. Yo trabajo en el aeropuerto de Ezeiza, Soy controlador de tránsito aéreo, mi trabajo me permite tener la tarde libre para realizar mis entrenamientos. Además me gusta mucho la música, antes de mi accidente (tocaba la batería, ahora tuve que incursionar en algo de guitarra, es un lindo cable a tierra.
Prácticamente gran porcentaje de mi sueldo va destinado al ciclismo, repuestos, insumos, productos de nutrición, hidratación y los viajes. Se hace bastante difícil poder cubrir todos estos gastos. Estoy en la búsqueda constante de empresas que me den apoyo o sponsoreo (PARA COMUNICARSE CON ANDRÉS, PUEDEN HACERLO A TRAVÉS DE SU INSTAGRAM o al teléfono (11) 1550360615).

Mi objetivo ahora es poder conseguir una bicicleta más competitiva, yo corrí el Parapanamericano con una bicicleta 3 kg más pesada que la de la mayoría de los corredores, así y  todo me fue muy bien, pero sé que estoy quedándome atrás en equipamiento. Ahora con esta medalla de bronce estoy intentando encontrar apoyo para cambiar mi bicicleta y poder estar en igualdad de condiciones en las carreras internacionales. 3 kg de más a este nivel es mucho.
Haber corrido y ganado una medalla a este nivel, con personas que se dedican exclusivamente al deporte y viven de él me genera una gran satisfacción».

¡NO TE OLVIDES DE SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!

Instragram

Facebook

Twitter







inicio