Estas Aqui
Home > Internacionales > Olav Kooij embaló en Nápoles

Olav Kooij embaló en Nápoles

Precioso final el que hemos vivido en la novena etapa del Giro de Italia, con inicio en Avezzano y final en Nápoles, de 214 kilómetros, la segunda etapa de mayor kilometraje de esta edición de la Corsa Rosa. Una de aquellas jornadas que en cualquier otra carrera serían soporíferas pero que en el Giro de Italia acaban adquiriendo tintes épicos.

El perfil del recorrido invitaba a pensar que ésta iba a ser una etapa para sprinters, para los hombres más rápidos del pelotón, aunque estos ya advertían antes de salir que los últimos kilómetros, a partir del ascenso a la cota de cuarta categoría de Monte di Procida (4a, 4,1 km al 3%) , no iban a ser nada fáciles.

Los 30 kilómetros finales estaban salpicados de varias duras y cortas ascensiones en cuyas empinadas subidas -nada fáciles, las dos últimas de 2 km al 5%- se han desatado varias preciosas batallas, una vez los dos integrantes del Team Polti-Kometa, Maestri y Pietrobon fueran neutralizados, después de rodar en cabeza de la etapa desde el inicio.

Una vez más el francés Julian Alaphilippe seguía empeñado en acabar siendo uno de los ciclistas más combativos de esta edición del Giro de Italia y a falta de 18 kilómetros intentó la heroica junto a su compatriota Costiou. Se dejó toda su energía, pero por detrás el trabajo de los equipos de los sprinters, en especial en estos últimos kilómetros del Lidl-Trek, iba a dar sus frutos.

Sabor a clásica al final

Un agotado ‘Loulou’ fue neutralizado a 7,7 kilómetros de meta y fue el momento que eligió el ecuatoriano Narváez para lanzar su ataque. El corredor del Ineos, que ya había ganado la primera etapa del Giro, sorprendió a todos con su ataque. Los sprinters sufrían en ese tramo del ascenso a la última cota del día y el recorrido final le favorecía.

A falta de 2 kilómetros tenía algo más de diez segundos de margen. El de Playón de San Francisco se dejó hasta la última gota de sudor. En la recta final se le echaban encima y un gregario Pogacar hizo lo posible por lanzar bien a su compañero Molano en el UAE Team Emirates, pero a final el que acabaría sorprendiendo a todos fue el corredor neerlandés del Team Visma Olav Kooij.

Kooij se escondió detrás del gigantón Milan y cuando éste se abrió a su izquierda para intentar ganar se le abrió un pasillo que no desaprovechó. Narváez, derrotado y agotado, no pudo ni ponerse en pie encima de su bici para intentar completar su valentía, y los velocistas le pasaron, nunca mejor dicho, a toda velocidad por su lado.

Quinta victoria de la temporada para el corredor neerlandés de Numansdorp, ante un Milan que repite el segundo lugar del alo pasado en Nápoles, en una etapa mucho más peleada y disputada de lo que dibujaba el libro de ruta y completada una vez más a toda velocidad. A buen seguro que todos los ciclistas agradecen la jornada de descanso de este lunes, que Tadej Pogacar afronta como sólido líder de la carrera. 

CLASIFICACIONES COMPLETAS

Info: Mundo Deportivo

¡NO TE OLVIDES DE SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!

Instagram

Facebook

Twitter










inicio
Salir de la versión móvil