Estas Aqui
Home > Internacionales > Así fue la vuelta del ciclismo pospandemia en España

Así fue la vuelta del ciclismo pospandemia en España

Zamora, con su ronda de cuatro etapas y dos pruebas de un día para élites y Sub-23, ha puesto en marcha en España el ciclismo pospandemia.

La Vuelta, disputada de martes a viernes, se la llevó Josu Etxeberria (Caja Rural). El Trofeo Ayuntamiento de Zamora, ayer, lo ganó Alejandro Gómiz, también del Caja Rural amateur. Y hoy se disputa el Trofeo San José. «El COVID-19 se nota en las medidas de seguridad, pero no en competición», señalan a AS desde el pelotón.

La Vuelta a Zamora siguió la guía de buenas prácticas en época de coronavirus elaborada por la Federación de Ciclismo (RFEC), y avalada por el Consejo Superior de Deportes (CSD), y contrató a una empresa de riesgos laborales.

Pese a que se recomiendan los test, no se pidieron (el Caja Rural sí los realizó). Eso sí, se redujo al máximo el número de participantes (96, seis por cada equipo más tres miembros del staff) y se estableció un protocolo de estricto cumplimiento: doble vallado para separar al público de los corredores, distanciamiento social, uso obligatorio de mascarillas (menos en carrera), desinfección, toma de temperatura y nada de papeleo.

Así, el control de firmas se sustituyó por el láser que calcula la temperatura corporal, que daba el visto bueno a todos los integrantes de la caravana. Las licencias se tramitaron online. Y todos los voluntarios y organizadores recibieron un curso preparatorio para prevenir contagios.

Con los ciclistas amateurs en acción, el turno de los profesionales llegará el 23 de julio, para las mujeres, y el 28 de julio, para los hombres. Ellas arrancarán en las Clásicas de Navarra, ellos en la Vuelta Burgos. Con el salto de categoría aumentarán las precauciones y exigencias.

De cara a Burgos se requerirán dos análisis negativos previos a entrar en la burbuja de la cita. Las propias escuadras ya han efectuado test PCR y serológicos a sus plantillas y cuerpos técnicos. El Movistar, concentrado en Andorra con sus tres jefes, Valverde, Mas y Soler, impondrá controles incluso a invitados, patrocinadores y medios. Viajarán por carretera en la medida de lo posible. Las chicas telefónicas, igual.

Caja Rural, Burgos y Euskaltel iban a empezar en Portugal este fin de semana y habían diseñado las burbujas de aislamiento requeridas por la Unión Ciclista Internacional (UCI), con dos bloques separados de corredores y auxiliares para Burgos y el Torres Vedras-Agostinho, que se suspendió por un caso positivo.

«Es lo que toca en estos tiempos, esperemos que no ocurra nada y que todo vaya bien dentro de los límites de esta nueva normalidad», concluye Marcos Moral, el máximo responsable de la Vuelta a Burgos.

Info: AS

¡NO TE OLVIDES DE SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!

Instragram

Facebook

Twitter











inicio
Salir de la versión móvil