Estas Aqui
Home > Internacionales > MIRÁ EL SPRINT QUE DECIDIÓ LA FLECHA BRABANZONA

MIRÁ EL SPRINT QUE DECIDIÓ LA FLECHA BRABANZONA

Nueva victoria, y ya van cinco en lo que va de campaña, para el holandés de 24 años Mathieu van der Poel (Corendon Circus) al decidir al sprint el grupo selecto producido a 10 kms de meta con un ataque de Julian Alaphillipe (Deceuninck Quick Step) que sería decisivo formando el cuarteto que se disputaría la victoria. En meta, el francés se vería superado por el mayor empuje de MvdP, en una de sus especialidades: por punta de velocidad, y por delante del belga Tim Wellens (Lotto Soudal). 

Backaert, Bongiorno, De Bondt, Livyns, Peron, Planckaert, Robeet conformaron la  primera escapada del día en la que llevaron a contar con una corta diferencia de 20” a falta de 60 kms para meta. Sin embargo, los movimientos serios en el pelotón comenzaron entonces por los intentos de Van der Sande (Lotto), Honoré (DQT) y el propio Van der Poel sin ser lo suficientemente selecticvos

Sería al comienzo de la penúltima vuelta, 46 kms para acabar, cuando Lotto Soudal, defendiendo el trono de Tim Wellens un año antes tomaría las riendas de la carrera de manera decisiva con una aceleración de Bjorg Lambrecht que creó la primera selección importante. Solo Peter Vakoc (Deceuninck-Quick Step), ganador en 2016, Mark Hirschi (Sunweb), Gianni Vermeersch (Corendon-Circus) y Cameron Meyer (Mitchelton Scott) permanecieron a rueda del campeón del mundo Sub23, quienes lograrían hacer una pequeña brecha antes de la cota de Hertstraat al componer un quinteto que no tardaría en ser neutralizado por el trabajo de Bahrein Merida. Una vez absorbidos y fracias a un par de aceleraciones, Daryl Impey (Mitchelton-Scott) aprocharía para contraatacar en solitario justo antes de hacer sonar la campana de meta para iniciar la última vuelta. 23 kms para el final.

Llegaría a contar el campeón nacional sudafricano con una ventaja de 23” con el grupo de favoritos, en el que los ataques se sucedían. Su acción sería cerrada por los cinco estrellas favoritos previos en la salida y en la última pasada por el Hertstraat, un muro de 700 metros en el que Julian Alaphilippe aceleró para romper la carrera de manera decisiva. A su estela se fijó Tim Wellens respondiendo en primera instancia, con Mathieu Van Der Poel y Michael Matthews conectando un instante más tarde. Por lo tanto, un quinteto se formaría en cabeza en el que Impey cedería en el repecho posterior totalmente desfondado por el insistente ritmo colaborativo de los cuatro que se jugarían la victoria. Por detrás, un sorprendido Bahrein-Mérida tuvo que volver a intentar tapar la fuga, pero el grupo formado por delante ya no lo iba a permitir.

El acuerdo entre los fugitivos se rompió a los pies de Holstheide, cuando Alaphilippe negó relevos a sus compañeros pensando en sus opciones al sprint con especialistas como Matthews y Van Der Poel. Impaciente por el momento, Wellens intentó de nuevo incrementar la marcha con el mismo Alaphilippe pisándole los talones muy atento y llevándose consigo a Van der Poel y un Matthews cada vez más castigado. Atrás el pelotón se abría reconociendo la superioridad del cuarteto y tan solo la rebeldía de Pieter Weening (Roompot-Charles) animó el final manteniendo la diferencia en 20” casi hasta la meta.

A cinco kilómetros de la meta, en Ijskelderlaan , Alaphillipe lo probó de nuevo pero esta vez sería el propio Van der Poel quien cerró el hueco con Matthews, todavía dando señales de vida y un contemplativo Wellens sin recursos buscando el desenlace en la cota final en Schavel previo a meta.

Van der Poel controló la situación manteniendo la primera posición del grupo y lanzando el sprint del que ninguno de sus rivales pudo poner en cuestión su capacidad de mantener una potencial aceleración sin síntoma de fatiga. Vigiló a Alaphillipe que, encerrado en las vallas, apenas pudo anticipar su momento a 100 metros de meta como hiciera en Milán San Remo para conseguir una victoria con mayúsculas ante el vigente ganador de la clásica de la primavera y el último vencedor de la prueba. A su victoria en A través de Flandes y GP Denain, suma la Flecha de Brabante en cuanto a clásicas se refiere, un currículum que crece de forma exponencial a las puerta del siguiente reto, la Amstel Gold Race en “casa”.

Clasificaciones Completas 59ª Flecha Brabanzona

Info: Ciclo 21

¡NO TE OLVIDES DE SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!

Instragram

Facebook

Twitter









Deja un comentario

inicio