Estas Aqui
Home > Ruta y Pista > EL FUTURO DEL CICLISMO PASÓ POR LA VUELTA A SAN JUAN

EL FUTURO DEL CICLISMO PASÓ POR LA VUELTA A SAN JUAN

La Vuelta que culminó anteayer será recordada por muchas cosas. Organizativa y deportivamente superó con creces las expectativas. Pero si algo quedará marcado a fuego en la memoria de los aficionados es que debutó entre los profesionales un ciclista llamado a hacer historia de la grande. El belga, de 19 años, Remco Evenepoel en quien invirtió sus expectativas el equipo más ganador del pelotón World Tour, el Deceunink Quick-Steep. El chico mostró sus uñas en la etapa contrarreloj (tercero) y fue el gregario más fuerte que tuvo el francés Julian Alaphilippe en la subida al Alto del Colorado.


Hace un par de años en la primera edición UCI de la carrera quien le mojó la oreja a los mayores y se metió de lleno en el juego grande fue el colombiano, también por entonces de 19 años, Egan Bernal.


El sexto lugar en el Alto del Colorado dio por tierra con las expectativas que tenían los ciclistas de su categoría como el francés Remy Cavagna que lideraba la general con 1m23s sobre la joya colombiana del Androni Gioccatolli, desde 2018 en el Sky inglés.

En esa carrera, por primera vez, Bernal ganó la malla sub-23 de una carrera 2.1, en su historial ya había varias competencias de menor envergadura y un Tour de L’Avenir, algo así como el Tour de Francia para los valores menores de 23 años.

Evenepoel, por su parte, aparte de la crono y de dejar todo en la subida al Colorado, tuvo al inicio de la última etapa, anteayer en la Avenida su momento de gloria.

El pibe saltó mientras transcurría la segunda vuelta, abrió un hueco de media cuadra con respecto al pelotón y a su rueda se pegó un duro de aquellos, como el puntano Josué Moyano, quien se esforzó para ‘llegarle’ pero no pudo mantener su rueda por mucho tiempo.

La firme cadencia del chiquilín que hasta hace dos años era una promisoria figura del rico fútbol belga y que al decir argentino, por ‘una calentura’ colgó los botines y se subió a la bicicleta; fue demasiado potente para el argentino que lo dejó ir.

Después, el pelotón cortaría sus alas, pero lo bueno es que el ‘benjamín’ que tuvo la carrera se dio el gusto de sentir en su piel el aliento del público sanjuanino que premia con su aplauso a quienes valientemente desafían a ese tiburón de un centenar que es el pelotón.

Uno, Evenepoel apunta a ser candidato a clásicas importantes. El otro, Bernal, a ganar las grandes Vueltas. Los dos vieron la luz en la Vuelta a San Juan.

Pequeños gigantes

Los dos, novenos

En la Vuelta de San Juan, Bernal y Evenepoel culminaron novenos en la clasificación general. Cada uno se destacó en distintas facetas. El colombiano en la montaña y el belga en la contrarreloj.

Salto al ciclismo

Las dos promesas del ciclismo mundial no se iniciaron en el ciclismo de ruta. Bernal llegó desde el mountain bike. Evenepoel, por su parte, lo hizo del fútbol, jugaba en el Anderlecht y era capitán de la selección sub-17.

Info: Fabio Garbi – Diario de Cuyo

¡NO TE OLVIDES DE SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!

Instragram

Facebook

Twitter








Deja un comentario

inicio